La lavadora no se llena de agua

Si tu lavadora no se llena con agua, ¡actúa! En la mayoría de los casos, es probable que puedas resolver el problema por tu cuenta solo necesitarás algunas herramientas básicas y un poco de tiempo. En general, se trata de un problema de lavandería bastante simple. Esto es lo que debes revisar:

La lavadora no se llena de agua

Mangueras

Jala hacia afuera la lavadora para que puedas ver las mangueras. ¿Las llaves de agua están abiertas? ¿Dejan que el agua pase? En caso contrario, tienes un problema pero puedes resolverlo fácilmente. Si las mangueras están torcidas, simplemente enderézalas.

Filtros

Pueden estar muy taponados. Desconecta la máquina y después desconecta las mangueras de la parte posterior. Los filtros de la parte posterior se ubican en la válvula de entrada del agua. Límpialos.

Válvula de entrada de agua

Si los filtros están limpios, tendrás que revisar la válvula de entrada de agua y el interruptor del selector de volumen de agua para garantizar que esté bien colocado y que los botones del panel de control no estén presionados.

Flujo muy lento

Si el agua fluye pero llena muy lentamente y si tanto las mangueras como los filtros están bien, el problema se encuentra en las tuberías de tu casa.

Hay dos reglas básicas adicionales que debes seguir: ten a la mano el teléfono de un reparador disponible para emergencias y usa un detergente que no solo haya sido desarrollado para su uso en todas las lavadoras, sino que al mismo tiempo ofrezca una limpieza extraordinaria, como el detergente Ariel Líquido Concentrado lo hace.