La puerta de la lavadora no abre

Esta es una de las fallas más frustrantes, en especial porque las puertas de las lavadoras casi nunca se bloquean antes de que empiece el lavado. No, normalmente esperan hasta que termines de lavar la ropa y después deciden quedarse cerradas. Eso puede ser molesto, así que hay algunas causas y un manual sencillo para resolver el problema tú misma.

La puerta de la lavadora no abre

Motivos

1. La puerta podría bloquearse incluso aunque haya bombeado toda el agua si hay un interruptor de presión descompuesto o un problema en el sistema de presión que podría estar atrapando el aire que opera el seguro de la puerta.

2. En algunas lavadoras si el interruptor de presión no se restablece, este mantiene bloqueado el seguro de la puerta. Apagar la lavadora desde el interruptor principal debería permitir que el cierre de la puerta se enfríe y abra después de algunos minutos.

3. Los seguros internos pueden tardar un poco para abrirse al final del ciclo, así que ten paciencia. La causa más común es el agua que se queda en la máquina.  Hazla funcionar en un ciclo de exprimido/drenado.  Si esto no funciona, la lavadora se puede drenar al colocar la manguera de drenado en un nivel más bajo que el tambor (dentro de una cubeta o charola).

4. El cierre interno de la puerta simplemente se bloqueó. Llama a un reparador

5. El seguro, la manija o alguna parte del mecanismo de cierre de la puerta está descompuesto y no abre la puerta.

Cómo abrir una puerta atorada

¡No la forces!

Llama a un reparador para que arregle tu lavadora y te ayude a rescatar la ropa atrapada, esperando que sea lo más rápido posible. Después vuelve a lavar con detergente Ariel para obtener de nuevo excelentes resultados.