Ruidos raros

Algunas veces tu lavadora podría comenzar a hacer ruidos raros mientras lavas la ropa. Esto puede ser preocupante, así que necesitas descubrir qué está pasando. Algunos ruidos pueden dar lugar a fallas graves y provocar daños costosos. Así que necesitas saber cuáles ignorar y cuáles atender.

Ruidos raros

Ruidos más comunes

Las monedas atrapadas pueden hacer ruidos horribles. Incluso una moneda pequeña es un gran problema, ya que puede arruinar tu lavadora. Drena la máquina, muévela hacia adelante y hacia atrás para tratar de que caiga en la tina y puedas recogerla.

Cuando los ruidos se generen al drenar el agua de la lavadora, revisa que la bomba no tenga botones o broches para el cabello atorados.

¿Un ruido de que algo raspa cuando haces girar el tambor con la mano? Lo más probable es que sea algo que atravesó el sello, como una varilla de brasier. A veces puede ser fácil quitarla, pero si no, el reparador puede quitarla la próxima vez que lo llames, así que no te olvides de pedirle que revise.

Giros muy ruidosos

Con frecuencia esto es provocado por una falla en los cojinetes del tambor. Una forma de probarlo es haciendo girar el tambor con la mano. Si hace ruido, los cojinetes necesitan ser reemplazados.

Otra forma más sencilla de hacer la prueba es tratar de levantar el tambor justo por detrás de la parte superior de la puerta. Por lo general, el tambor deberá tener algún movimiento, pero si se mueve hacia arriba y hacia abajo sin resistencia, entonces es probable que los cojinetes hayan fallado.

Ruidos muy fuertes al girar el tambor a mano

Si se presentan ruidos muy fuertes al girar el tambor, tal vez se haya roto. De lo contrario, la araña detrás del tambor podría estar rota, corroída o con un brazo roto. Para esto también necesitas al reparador.

Es posible que la repares tú misma

Apaga la lavadora y desconéctala. Incluso puedes hacerlo mientras está lavando, solo consulta el manual.

 

Revisa el sello de hule de la puerta y el tambor: ese es el lugar en donde las monedas, la varillas de brasieres y los broches para el cabello se atoran más fácilmente.

 

Revisa el filtro de pelusa: algunos artículos sueltos en la lavadora pueden alcanzar a llegar hasta ahí. Sigue el manual.

Si aún así no encuentras al culpable, no te arriesgues, llama al reparador. Es mejor dejar que un profesional se encargue del trabajo y no experimentar. Lo mismo se aplica a los detergentes: por eso elije el detergente Ariel Líquido Concentrado.